jueves, abril 29, 2004

Parece un chiste.

Una profesora de piano y organo, muy admirada por ser la unica del pueblo. Recibe una llamada telefonica del cura, notificandole que la visitaria esa tarde para felicitarla por su 85 cumpleaños.
Cuando el cura llega a la casa de la anciana, se da cuenta que sobre el organo hay un jarron de vidrio lleno de agua con un condon flotando.
El cura no puede creer lo que ve y trata de disimular su asombro. Despues de un rato hablando sobre la vida de la anciana, y haberse tomado 2 cafecitos, el cura sigue atonito de ver el condon flotando en la jarra de vidrio, asi que no aguanta mas y decide salir de su curiosidad:

- Perdona hija, pero me podrias explicar, Que es esto? (apuntando al jarron)
- Ah, claro que si. El año pasado estaba caminando por el pueblo y de pronto vi, un sobrecito que decia en letras muy pequeñas:
"Coloquelo sobre el organo, mantengalo humedo y prevendra cualquier enfermedad"...
... y desde entonces, ni gripe me ha dado.




La inocencia es lo mejor que existe. La maldad, doble sentido y opiniones negativas, solo salen de las mentes que pueden maquinarlas.
Cuantos no darian por estar en la edad de jovenes, con la experiencia que tenemos ahora. Claro, ya no nos acordamos de lo que es "estar arrancados", "tener que pedir permiso", "andar a pies", "tener espinillas", "tener hora de llegada", y sobre todo que no entiendan nuestros comentarios con doble sentido.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario