Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2009

HIJOS TRIUNFADORES (LA CRIANZA DE HIJOS Y NIETOS)

Por Luis Baba Nakao (Marzo de 2007)

Debemos preparar a nuestros hijos para el mundo del futuro, no el mundo de nuestros padres ni el nuestro. En este mundo actual lo determinante para triunfar será el carácter, no solo el conocimiento, como muchos pudiéramos creer. Tener temple, salir de fracasos adecuadamente, hacer de los fracasos un desafío y no una tragedia, eso será lo que buscarán quienes seleccionan personal. Para los trabajadores independientes será un auto requisito.
Un hijo forjará el carácter si percibe claramente la autoridad de los padres. Con presencia de autoridad, los niños y jóvenes podrán resolver los problemas asertivamente . Sin presencia de autoridad nuestros hijos serán débiles de carácter y obrarán por impulsos con los consecuentes problemas de adaptación.
¿Exceso de autoridad? 'Siempre será mejor el exceso de autoridad'. El límite lo pone la siguiente regla: 'No se debe humillar'. Lo que es el niño o el joven hoy será el adulto del mañana en cuanto…

El Genio

Una pareja estaba jugando al golf en un campo muy distinguido, rodeado de bellísima Mansiones.
En el tercer golpe, el marido le dice a la mujer:

-Querida, ten cuidado al pegarle a la pelota, no sea que la mandes a una de esas casas y rompas un vidrio. Va a costar una fortuna repararlo. 
No alcanzó a terminar la frase cuando ella da un golpe y la pelota se va directamente contra una ventana de la mejor casa.

El le reprocha:
- Te dije que tuvieras cuidado. ¿Y ahora qué vamos a hacer?
Ya más tranquilo el marido le dice:
- Vamos a pedir disculpas y ver cuánto nos va a costar el arreglo. Van hasta la casa, golpean y desde adentro una voz responde:
- Pueden entrar, la puerta está sin llave.

Abren la puerta y ven todo el vidrio disperso por el piso, una botella rota cerca de la mesa y a un hombre con aspecto distinguido sentado en un sillón que les dice:
- ¿Ustedes son los que rompieron la ventana?
- Si... -responde el marido con timidez- y lo sentimos mucho. Queremos pagar el daño.
- De ninguna maner…
Imagen