Entradas

Mostrando entradas de julio, 2004

Sabían ustedes que:

...Leonardo da Vinci nunca se duchó en toda sus existencia (sólo se mojaba cuando llovía) y nunca se quitaba las botas. Cuando murió, la piel de sus botas ya se habían hecho parte de su piel, y no se las pudieron quitar ...!

...La palabra "fornicar" viene del latín "fornice", que significa "curvatura interior de un arco", ya que bajo las bóvedas de los puentes y los callejones era donde se estaba permitido alquilar y utilizar los servicios sexuales de las prostitutas romanas ...!

...El nombre de la popular "luna de miel", proviene de una antigua costumbre del norte de Europa: "ingerir vino con miel durante todo el primer mes del matrimonio" ...!

...En la antigua Inglaterra la gente no podía tener sexo sin contar con el consentimiento del Rey (a menos que se tratara de un miembro de la familia real). Cuando la gente quería tener un hijo debían solicitar un permiso especial al monarca, quien les entregaba una placa que debían col…

El MalaMen

El tema en el salón de la clase era el miedo, el terror de los infantes, la profesora empieza a preguntar... 

Pedrito, de quien tienes miedo? La Llorona, profesora. Pero Pedrito, La Llorona no existe, es una leyenda... no debes tener miedo...

Maria, de quien tienes mas miedo? De los Fantasmas, profesora. Pero Maria, los fantasmas tampoco existen, son una leyenda... no debes tener miedo... 

Y tu Joan? De quien tienes miedo? Del Mala Men, profesora. El silencio invadio el salón de clases hasta que la maestra dijo: Mala Men?? Nunca oí, hablar de ese, quien es? Yo tampoco sé quien es profesora pero me temo que sea el ser más terrible que pueda pisar la tierra, su maldad es impecable y su legado de terror sé ha esparcido por varias generaciones ya que todas las noches mi mama dice al final de las oraciones...... " no nos dejes caer en tentación y líbranos del Mala Men"

La calidad de la vida

Imagen
La calidad de la vida es directamente proporcional a la calidad de los pensamientos.

La nación dominicana está triste. Pareciera que por los desastres de la naturaleza, por la constante crisis económica, el desastre energético, la repugnante clase política y una aparentemente interminable lista de males, el apocalipsis quisqueyano está cerca.






No hay que abundar en la perenne queja, la decepción y la fustración que muchas veces nos abate.

La falta de esperanza, un futuro incierto, oscuro y a veces aterrador hacen que echemos a menos la tierra que nos vió nacer.

Uno de nuestros grandes defectos es denostar lo nuestro y echar loas a lo foráneo. Caemos en el craso error de compararnos con otros países. Cada país es diferente.

Por muchísimas razones el punto de referencia es Estados Unidos. Me pregunto yo si acaso hay algún país que pueda compararse con Estados Unidos. Los que territorialmente pueden hacerlo, no lo pueden desde el punto de vista del desarrollo. Obvio. Nosotros tampoco.

No …