viernes, octubre 31, 2008

Asi es la cosa.

Jevito termina el bachillerato y no tiene ganas de estudiar nada.
Como el padre es un tipo de renombre, lo aprieta:

-¿Ah? ¿No quieres estudiar? Bueno, yo vagos no mantengo, así que
vas a trabajar. ¿Estamos?

El padre, que es un hombre con mucho dinero, enrolado en la política y tiene algunos amigos políticos dada su larga trayectoria, trata de conseguirle un empleo. Para eso habla con uno de sus amigotes que están en el poder y le dice:

- Rodríguez, ¿Te acuerdas de mi hijo? Bueno, terminó el bachillerato
y no quiere estudiar por ahora. Si puedes, necesitaría un puesto como
para que empiece a trabajar mientras decide si va a seguir una
carrera... El asunto es que haga algo y no ande de vago con los tigres y sepa lo que es Guayar la yuca. A ver si se compone y hace algo de provecho ¿me entiendes?

A los tres días llama Rodríguez:

- Tito, ya está. Asesor del Presidente de la Republica... Unos RD$120,000.00 por mes. Ta bien!
- ¡No, Rodríguez! ¡Es una locura!, Recién empieza. Tiene que comenzar de abajo y con mucho dinero se hace peor.

A los dos días, de nuevo Rodríguez:
- Tito, ya lo tengo. Le conseguí un cargo de Asistente Privado de un Diputado. El sueldo es más modesto, de RD$ 75,000.00
- ¡No, Rodríguez!, ¡Recién terminó el colegio! No quiero que la Vida se le haga tan fácil de entrada. Quiero que sienta la necesidad de estudiar, ¿Me entiendes?.

Al otro día:
- Tito, ahora sí, Gerente de Telecomunicaciones. Ya está. Claro que el sueldo se va muy abajo... serían 50,000.00 pesos, nada más.
- Pero Rodríguez, ¡Por favor!, consígueme algo más modesto.
Recién empieza. Algo de 15,000 ó 16,000 pesos.
- No Tito, eso es imposible.
-¿Por qué?
- Porque esos cargos son por concurso, necesita currículum,
evaluarlo, título universitario, haber hecho una maestría o un post-grado en el extranjero...antecedentes... y experiencia previa. O sea que para esos puestos no califica, así que Tito se jodió.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario