Se Cuenta...

...que en el siglo pasado, un turista fue a la ciudad de El Cairo, Egipto, con la finalidad de visitar a un famoso sabio.

El turista se sorprendió al ver que el sabio vivía en un cuartito muy simple y lleno de libros.
Las únicas piezas de mobiliario eran una cama, una mesa y un banco.

- ¿Dónde están sus muebles? -preguntó el turista.

Y el sabio, rápidamente, tambien preguntó:
-¿Y dónde están los suyos...?
-¿Los míos? - se sorprendió el turista. - ¡Pero si yo estoy aquí solamente de paso!
- Yo también... - concluyó el sabio.

La vida en la tierra es solamente temporal... Sin embargo, algunos viven como si fueran a quedarse aquí eternamente y se olvidan de ser felices.

El valor de las cosas no está en el tiempo que duran, sino en la intensidad con que suceden.
Por eso existen momentos inolvidables, cosas inexplicables y personas incomparables.

Comentarios

  1. es muy buena esa anecdota del sabio, quisiera ser feliz, aveces tenemos todo y no somos felices, existe algo que nos da momentos de felicidad y la vida hay que vivirla intensamente, no nos podemos dejar las cosas para ultimo momento. es bueno ser sabio, pero puede que exista una confusion!!

    Leidy Rodriguez

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Nombres de Pueblos Dominicanos en Inglés

Carta de la Abuelita

Toma de Posesion (Junio 1966)